Saltar al contenido

Afeitado eléctrico o con cuchilla. ¿Cuál elegir?

Entre los tantos temas de debate que hay con respecto al mundo de la barba, hoy nos encontramos con uno de los más polémicos: ¿Afeitado tradicional o afeitado eléctrico?

Si bien las afeitadoras eléctricas han evolucionado mucho a lo largo de los años, hay quienes todavía se resisten al cambio y siguen sosteniendo que un afeitado tradicional con navaja es la mejor alternativa.

Pero… ¿Es esto cierto? ¿Es realmente necesario implementar navajas o gillettes para obtener un apurado al ras? ¿Pueden las máquinas de afeitar evitarnos la irritación y los cortes que una navaja puede hacer?

Lo veremos en este post. ¿Estas listo? ¡Que comience el duelo!

Ventajas de una afeitadora eléctrica

Para dar comienzo a esta comparativa, mencionaremos los puntos a favor que puedes encontrarte en una máquina de afeitar de gama media.

Ventajas de una afeitadora eléctrica
  • Menos irritación. Al no tener las cuchillas directamente en contacto con la piel del rostro, se reduce la irritación. Además, muchos de los nuevos modelos permiten su uso bajo el agua, lo que aminora aún más la fricción y como consecuencia se obtiene un afeitado prácticamente sin enrojecimiento.
  • Ahorro de tiempo. Sí, preparar la espuma, cambiar los respuestos de la navaja y preparar la piel para el afeitado es un ritual placentero, pero lleva tiempo y no siempre lo hay. Con una afeitadora eléctrica basta con enchufar la máquina y ya.

  • Menos gasto a largo plazo. Si bien una maquinilla tradicional resulta más económica en primera instancia, no es así a largo plazo, ya que los respuestos hay que cambiarlos cada una o dos semanas dependiento la frecuencia del uso. Con una afeitadora eléctrica de gama media, el gasto inicial se amortiza a lo largo del tiempo.

Desventajas de un afeitado eléctrico

El único punto en contra que encontramos es que el resultado no llega a ser tan perfecto como el de una navaja. La buena noticia es que a simple vista no se notará nada.

Afeitado tradicional: pros y contras

Momento esperado para los lectores más old school. Ahora toca hablar de las ventajas del afeitado tradicional:

afeitado tradicional
  • Apurado perfecto. No hay nada que iguale a unas buenas navajas en cuanto a apurado se refiere. Y si se prepara la piel siguiendo los pasos adecuados el riesgo de irritación es mínimo.
  • Económico en el corto plazo. Como mencionamos antes, una maquinilla de afeitar es muy barata, pero tendrás que gastar de forma recurrente en sus repuestos.

¿Puntos en contra?

  • Cortes e irritación. Sí, afeitarte con cuchillas acarrea posibles cortes, sobre todo si la piel no está bien hidratada. Ni hablar de afeitarte con navaja tracicional de barbero.
  • Demora mucho tiempo. Dependiendo de cuánta sea tu paciencia, el apurado con navaja te puede tomar el doble o triple de tiempo que con una afeitadora eléctrica.

Veredicto final

Como ves, no se puede hablar de mejor o peor en cuanto a estos tipos de afeitado, sino tocar sus puntos favorables y negativos, y evaluar según sea tu situación, cuál es la mejor alternativa para ti.

Si eres una persona que aprecia el tiempo y la practicidad, una afeitadora eléctrica puede resultarte de mayor utilidad.

Por otro lado, si te gusta la ceremonia de tomarte tu momento a solas y disfrutar de una rutina placentera por la mañana, el afeitado tradicional te sentará mejor.

0/5 (0 Reviews)
Summary
Afeitado eléctrico o con cuchilla. ¿Cuál elegir?
Article Name
Afeitado eléctrico o con cuchilla. ¿Cuál elegir?